jueves, 23 de julio de 2009

Fases del Fuego...

FASES DEL FUEGO

Dependiendo de los niveles de riesgo el Fuego puede producirse en cualquier momento y dependiendo de su causa, origen y ubicación éste podrá ser detectado en forma temprana y controlado en su fase inicial, de lo contrario el progreso será silente e inadvertido, siendo detectado ya como incendio declarado. Todo Bombero debe tener absolutamente claro cada vez que se enfrenta a un incendio, en que fase se encuentra y cual es su desarrollo.

Fase Incipiente:

El oxígeno contenido en el aire no ha sido reducido y el fuego se encuentra produciendo vapor de agua, bióxido de carbono, pequeñas partículas de bióxido de azufre, monóxido de carbono y otros gases. Genera cierto calor y se está auto incrementando a medida que el fuego avanza, puede producir temperaturas de llamas sobre los 637°C y en este momento la temperatura puede estar ligeramente incrementada.

Fase de Libre Combustión:

Esta fase involucra las actividades de libre combustión del fuego, el aire rico en oxígeno es enviado hacía la llama a medida de que la convección lleva calor a las áreas de mayor altura del área confinada los gases por efecto de temperatura se expanden lateralmente desde la parte más alta hasta abajo, forzando al aire frío a viajar a niveles inferiores facilitando la ignición de materiales combustibles en las zonas más altas de la habitación. El aire caliente es uno de los elementos de los cuales los bomberos deben protegerse manteniendo siempre las vías respiratorias en niveles bajos y hoy en día se exige el equipo SCBA. La temperatura en las regiones más altas de la habitación excede los 700°C y a medida que el fuego progresa continuará consumiendo oxígeno hasta alcanzar el punto en que éste resulta insuficiente para reaccionar con el combustible, en este punto el fuego es reducido a la siguiente fase.

Fase Latente:

En esta fase la llama es imperceptible pudiendo incluso dejar de existir, la combustión es reducida al punto de incandescencia, el continente es completado con denso humo y gases hasta el punto que se ve forzado a salir por aumento de presión, el fuego se mantendrá latente y el continente se llenará por completo de humo denso y gases de la combustión sobre los 537°C., el calor intenso vaporizará las fracciones pequeñas y ligeras de combustible tales como hidrógeno y metano de los materiales combustibles involucrados en el fuego, estos gases serán añadidos a los producidos por el fuego incrementando el riesgo de explosión por flujo reverso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada